La verdad sobre las grasas

Aceite de oliva

Es probable que como muchos de nosotros no conozcas la verdad sobre las grasas y pienses que son lo peor que te ha pasado en tu salud. A continuación, quiero contarte porque actualmente piensas que las grasas son malas.

La verdad de las grasas que no conoces

¿Qué es lo primero que se te vienen a la cabeza cuando piensas en grasas? estoy seguro que te imaginas colesterol alto, arterias obstruidas, problemas cardiovasculares, sobrepeso y porque no un infarto.

Te entiendo perfectamente, hace poco tiempo pensaba exactamente lo mismo que tu. Cada vez que comía alguna grasa me mortificaba, porque sentía que le estaba haciendo un daño a mi salud. Realmente me estresaba. Ademas, agrega a esto todos los comentarios de la gente que te rodea, esos valiosos consejos de personas que no leen o ese último vídeo en Youtube que te dice: ¡las siete grasas más cancerígenas del planeta!. TERRIBLE LO SE.

Un tipo llamado Ancel Keys

Te contaré una historia. En 1950, gracias a los avances tecnológicos en la medicina, se llevaron a cabo estudios que hallaron que en las arterias obstruidas de los pacientes habían depósitos de grasa. Desde ese momento y apoyado por el estudio de los siete países del biólogo y doctor Ancel Keys ocho años después las grasas se convirtieron en la amenaza más grande de la humanidad.

Este estudio concluía que en los países donde se consumía mayor cantidad de grasa, había, también, mayor cantidad de enfermedades cardiovasculares. Por el contrario, en los países donde el consumo de grasas era bajo, había menos enfermedades de ese tipo.

Este estudio sirvió como base para posteriores investigaciones en los años 1967, 1969, 1970 que desembocaron en el estudio de 1977 en el cual se planeaba los objetivos de alimentación de los Estados Unidos. Donde se enfatizaba que las grasas eran perjudiciales para la salud, mientras que los carbohidratos eran la mano de Dios en la tierra. ¡No exagero!

Ya te imaginarás por donde va la cosa.

Las grasas el mal de cada día

A partir de ese momento histórico comenzó la persecución de las grasas en los alimentos. ¿Sabias qué al quitarle la grasa a los alimentos, estos pierden gran parte de su sabor y se vuelven insípidos? ¿Quién con tres dedos de frente se compra algo que sabe feo? Nadie ¿Verdad? Presta mucha atención a lo siguiente.

La industria de alimentos y las grandes compañías se preguntaron ¿qué hacemos para darle más sabor? y un genio respondió. «Agreguemos azúcar». Y nació la industria azucarera y con ella la diabetes, el sobre peso y otras enfermedades más. ¿Coincidencias? No lo creo.

De aquí en adelante sucedieron tres cosas: La primera, basaron la alimentación en las calorías, afirmando que todos los seres humanos debíamos enfocar nuestra dieta en 2000 calorías; la segunda, el plan de alimentación le dio prioridad a los carbohidratos porque aportaban menos calorías; y la tercera, fue que las personas debían disminuir el consumo de grasa al máximo porque eran las que más calorías aportaban a la dieta.

Creo que ya te he puesto en contexto. Ahora te contaré la verdad sobre las grasas.

Las grasas son absolutamente necesarias

La existencia de grasa en las arterias es el resultado de un largo proceso que comenzó por el descontrol de la insulina ocasionado por el azúcar. No voy a ahondar en el tema de como reacciona la insulina frente al azúcar, eso lo puedo explicar en otro blog. Quiero dejar esta premisa muy clara para todo lo que te voy a explicar. No existe nada malo en comer grasas y con esto no quiero decir que hay que comerlas sin control. Como en todo debe haber un balance para el buen funcionamiento de tu organismo.

Las grasas tienen múltiples beneficios:

  • Ayudan a controlar el metabolismo.
  • Estimulan poco las hormonas que alteran el metabolismo.
  • Son las que menos elevan la insulina.
  • Son Cardioprotectoras y Cerebroprotectoras.

¡Consúmelas sin miedo!

Te recomiendo leer el libro Always Hungry de David Ludwig donde da una explicación más extensa sobre los beneficios de las grasas.

El mundo Cetogénico

Si eres como yo en la vida habías escuchado esta palabra. Para hacerte la historia corta en 1993 un niño llamado Charlie con serias complicaciones de salud decidió someterse a este régimen y un año después de aplicarlo al pie de la letra logró desaparecer todo rastro de enfermedad.

Las dietas cetogénicas se basan en un 70% de grasas, 20% de proteínas y un 10% de carbohidratos. Los estudios muestran que al mantener tu alimentación de esta forma tu cuerpo encuentra un metabolismo ideal. Produce energía a partir de la grasa por medio de unos compuestos llamado cuerpos cetónicos. A este estado se le conoce como Cetosis. Sus beneficios son muy particulares. ¿Recuerdas todo lo que te conté al inicio? Cógete bien de tu silla porque lo que viene te va a romper tus paradigmas.

Te puede interesar:
Cómo tener una salud óptima

Un cuerpo en estado de cetosis beneficia tu metabolismo, el control de la insulina, la reversión del alzhéimer y el párkinson, de las enfermedades mitocondriales, de la epilepsia, del autismo, sobre diversos tipos de cáncer, sobre la disminución del colesterol en la sangre, sobre la obesidad, sobre las placas del colesterol, y me queda una lista por terminar.

Quiero que pienses lo siguiente ¿Cómo te alimentas actualmente y cuáles son los resultados? Si eres una persona saludable te felicito. Comparte este blog con alguien que no lo sea. Y si por el contrario, no tienes los resultados en tu salud que deseas te invito a que leas más información. Y aprendas a cuidar tu salud, yo también, fui victima de ese engaño y como consecuencia me encontraba en sobre peso, me sentía cansado, me costaba mucho generar nuevas ideas y me distraía en mi trabajo.

Sólo queda decirte que desde que cambie mi alimentación todos los beneficios que has leído antes ahora hacen parte de mi vida.

Déjame saber en los comentarios si tienes alguna pregunta con la que pueda darte una mano. No siendo más nos leemos en el siguiente blog.

Pierde peso y gana vida.

Te puede interesar:
3 tips para una alimentación sana

4 pensamientos sobre “La verdad sobre las grasas”

  1. Lui Eduardo Castañeda

    Felicitaciones este articulo me dejo de una sola pieza y sin saber que camino cojer.. La dieta Cetogenica me deja muchas inquietudes.. Cuantas calorias debemos consumir y cuantas calorias tiene cada gramo de grasa? . Tiene la misma cantidad de calorias la grasa animal que la grasa vegetal? Se debe consumir un solo tipo de grasas?.. Dios con ustedes..

    1. Hola Eduardo, la alimentación cetogenica es un estilo de vida de alto nivel y exigencias que te permite tener una salud óptima. Sin embargo, es un metodo recomendado para personas que tengan enfermedades cronicas. Es decir, cualquier persona puede hacerlo, pero hay metodos no tan exigentes e igualmente efectivos.

      Una recomendación sería que no te fijes tanto en las calorías. Estas realmente no determinan nada de nuestra alimentación porque cada alimentos tiene información diferentes y su aporte energetico se metabolisa diferentes en nuestro organismo.

      Si tienes una pregunta puntual puedes contactarnos en este link: http://bit.ly/33oXYQ6

  2. Stephanny Marcela zapata Giraldo

    Excelente artículo me encantó!!! La verdad se rompieron muchos paradigmas que tenía…después de tener un bebé se podría iniciar esa dieta cetogenica para recuperar mi peso ideal y ponerme en forma?

    1. Hola Stephany, nos encanta poder ayudar a crear conciencia y aportarte información valiosa para tu vida. De acuerdo a tu pregunta. Claro que puedes iniciar un plan de alimentación. Ten presente que no es una dieta como tal, sino un estilo de vida, una forma diferente de darle información al cuerpo.

      Te recomiendo que te pases por este enlace para ver nuestro plan de alimentación E10, donde junto con mi esposo hemos tenido grandes resultados.:
      http://bit.ly/2YOexFq

      Si tienes alguna pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros por aquí:
      http://bit.ly/33oXYQ6

      Que tengas un maravilloso día

Los comentarios están cerrados.